¡EN EXCLUSIVA! El primer capítulo del libro «Obtén tu libertad financiera. Guía paso a paso para ahorrar, invertir y dejar de trabajar»


Antes del lanzamiento del libro Obtén tu libertad financiera. Guía paso a paso para ahorrar, invertir y dejar de trabajar, el 29 de octubre, aquí os dejo el primer capítulo del libro, en exclusiva, para que podáis leerlo antes de que salga a la luz el libro completo. También os dejo en enlace para que podáis adquirirlo en preventa, así el propio 29 se os descargará automáticamente en vuestro dispositivo.

 

Capítulo 1

Presentación y motivaciones

 

¡Enhorabuena! Te preguntarás cómo se puede empezar un libro así y por qué te felicito nada más empezar. La respuesta es muy clara y sencilla. Al adquirir este libro has demostrado que estás interesado en incrementar tu educación financiera y conseguir tu libertad. Te preocupan tus finanzas y quieres cambiar tu vida. No te interesa estar trabajando toda la vida, en una ocupación «clásica», esperando como agua de mayo la nómina para poder pagar las deudas y todos los gastos habituales.

Pensarás que eso será lo normal, que la gente no quiere llegar apretada a fin de mes ni se conforma con el trabajo que tiene, que siempre quiere mejorar y vivir mejor. Tienes razón. Si atendemos a las quejas de amigos y conocidos esto debería ser así, pero la realidad es bien distinta. La prueba es muy sencilla, ¿cuántas personas de más de 50 años conoces que hayan mejorado significativamente su situación económica, laboral y social?

Cuando hablo de significativamente me refiero a que ha conseguido el empleo que siempre ha deseado, o que solo trabaja media jornada y disfruta del tiempo libre el resto del día, o que ha podido dejar de trabajar por completo y se dedica a vivir de rentas. A lo que me refiero es que el dinero ya no es un problema, no tiene que mirar la cuenta a ver si llega a fin de mes, no tiene problema con los gastos extraordinarios que aparecen…

Si ha llegado a los 50 años y sigue quejándose es una mala señal. Suponiendo que una persona puede empezar a trabajar desde los 16, si estudia una carrera desde los 22 o 23 años, esto quiere decir que como mínimo lleva trabajando la friolera de 27 años. Si en todos estos años no ha conseguido cambiar su situación se puede deber a dos motivos: lo ha intentado pero no ha sabido cómo hacerlo o ni lo ha pretendido.

Obtén tu libertad financiera. Guía paso a paso para ahorrar, invertir y dejar de trabajar

Obtén tu libertad financiera. Guía paso a paso para ahorrar, invertir y dejar de trabajar

Si la causa ha sido la primera por lo menos se le puede valorar que lo haya intentado. Seguramente no haya empleado todo su esfuerzo en el intento, de ahí el resultado, pero esa persona se encuentra fuera de lo que podemos llamar «normal». Las personas «normales» simplemente ni lo intentan. No se plantean que pueden cambiar su vida, están completamente programadas desde pequeñas y no conciben otro escenario para su existencia más que el de trabajar para vivir.

Por todo esto te reitero mi enhorabuena. Nunca es tarde para mejorar tu inteligencia financiera, pero como todo en la vida cuanto antes empieces mucho mejor. Si todavía no has tenido ingresos no te preocupes, eso quiere decir que aún no has entrado en el círculo vicioso y es el momento adecuado para planificar tu futuro sin ningún condicionante. Además, probablemente seas muy joven y esto te va a ayudar a conseguir tus objetivos antes de lo que esperas.

Si este no es tu caso y ya estás trabajando, tienes unos ingresos mensuales, enhorabuena también. Has probado la vida que lleva el 95 % de la gente y ya habrás averiguado sus ventajas e inconvenientes. Y lo más importante de todo, has sido capaz de dar el paso. Al leer este libro has demostrado que quieres cambiar esa vida que no te llena, que no está hecha para ti.

Antes he dicho ventajas por decir algo. Si le preguntas a cualquier persona con un puesto de trabajo fijo por sus ventajas seguramente te enumerará las siguientes:

  • «Recibo un sueldo a final de mes». Se conforma con lo que hace la mayoría de la gente.
  • «Tengo estabilidad, es un trabajo fijo». Es estabilidad o una prisión. Es esclavo de su puesto de trabajo porque está hipotecado, tiene deudas…
  • «El sueldo que me pagan podía ser mejor, pero no está mal». Seguramente no se ha planteado que está vendiendo su vida por ese salario. Si se planteara que le pagan 6 euros por cada hora de su vida tal vez no pensara lo mismo.
  • «Tengo mi mes de vacaciones en agosto». Y si pudieras tener vacaciones siempre, ¿no sería mucho mejor?

Si le preguntas por las desventajas las respuestas serán del tipo:

  • «Tengo que aguantar a mi jefe». Conviértete en tu propio jefe, o mejor dicho, no trabajes y que el dinero te llegue por otras vías.
  • «Tengo que madrugar todos los días». Un aliciente más para intentar evolucionar.
  • «Llego muy tarde a casa y casi no veo a la familia». Tú puedes cambiar esto, imagina tener todo el tiempo libre, no tener horarios que seguir, no llegar a las tantas a casa quemado del trabajo y con solo ganas de dormir.
  • «Pierdo mucho tiempo en los desplazamientos». Y si no los hubiera. Y si lo que necesitas hacer se hace desde tu casa, sentado delante del ordenador y en no más de 8 horas al mes. No sería un cambio por el que vale la pena luchar.
  • «Casi no consigo ahorrar, necesitaría un aumento de sueldo para conseguirlo». Esto es lo que piensa todo el mundo. Si gano más podré ahorrar, pero a la hora de la verdad si una persona no ahorra con 1.000 euros al mes, tampoco va a ahorrar porque gane 1.200 euros. Se podría suponer que esos 200 de más podría destinarlos al ahorro, pero lo que sucede de verdad es que sube su nivel de gasto justo a esos 200 y vuelve a la situación de partida.
  • «Muchas veces me tengo que llevar trabajo a casa». Te voy a enseñar a olvidarte del trabajo cuando llegues al objetivo de la libertad financiera. Te preguntarás por qué no empezaste antes.

Analiza las ventajas que la gente suele decir una a una. «Recibo un sueldo a final de mes», sí es verdad, pero para ello has vendido 40 horas semanales (como mínimo) de tu vida por esa cantidad de dinero. Si llegado el momento dejaras la empresa, o te despidieran, no ingresarías nada (olvídate del subsidio de desempleo).

«Tengo estabilidad, es un trabajo fijo». Si sigues creyéndote eso tienes un serio problema. Con la nueva reforma laboral sale muy barato despedir a cualquier empleado. Pocas personas son imprescindibles, aunque ellas se lo crean. Yo he visto reemplazar a compañeros de trabajo con más de cinco años de experiencia por «novatos» y el trabajo seguía saliendo, eso sí, sobrecargando al resto de trabajadores. Pero esto no es importante, si la faena sale la empresa sigue funcionando y no repercute en los ingresos. No quiero decir que todos los empresarios sean así, pero el caso es que existen y la crisis ha sido una muy buena excusa para hacer recortes brutales en las condiciones laborales. Si eres funcionario tampoco deberías estar tan seguro de tu puesto de trabajo. Las condiciones laborales de todos han empeorado y no es descartable, en un futuro próximo, que desaparezcan los privilegios de este cuerpo.

En el tema de las vacaciones la réplica es trivial, trabajas 11 meses para poder disfrutar de un único mes de vacaciones en todo el año. Muchas veces ni tan siquiera puedes elegir ese mes y en él te gastarás tus ahorros e incluso puede ser que tengas que pedir un préstamo, ya que «tienes que disfrutarlo al máximo y tú te lo mereces». Claramente has entrado en lo que Robert Kiyosaki llama la «carrera de las ratas». Más adelante te explicaré lo que significa esta expresión.

Si no has leído nada de este autor te recomiendo que empieces. Mi consejo es que leas dos de sus libros que te ayudarán a abrir la mente: Padre Rico, Padre Pobre y El cuadrante del flujo de dinero. Son los dos primeros libros que me leí cuando decidí cambiar mi vida. No te tienes que fijar en los detalles, pronto verás que vende un sistema que a él le ha funcionado y lo pinta todo de color de rosa. Yo no soy así, yo te diré las cosas tal y como son. Nada es perfecto. Nada es infalible. Nadie tiene la razón en todo. Pero es muy interesante leer opciones diferentes a las que todo el mundo sigue. En el caso de Kiyosaki su sistema es la inversión en bienes raíces, compra, venta y alquiler de propiedades. Al final del libro te he dejado una serie de recursos que te serán muy interesantes, entre estos recursos se encuentran libros y muchas páginas de Internet. Comprobarás que son muchos los que han comenzado el camino hacia la libertad financiera que acabas de iniciar tú y muchos lo han conseguido. Nunca es tarde para intentar cambiar tu vida. Como ya he dicho, lo mejor es empezar cuanto antes porque los cambios que puedes conseguir con tiempo son espectaculares.

Muchas veces me preguntan cuál es la edad ideal para empezar, la respuesta es desde que tienes uso de razón. Ya de pequeño puedes empezar a cambiar tu vida estableciendo unos hábitos que te serán útiles más adelante: el hábito de la lectura, la inquietud por saber, por descubrir, la constancia, el amor por las cosas bien hechas, disfrutar de las pequeñas cosas, pensar diferente, no dejarte influir por la gran masa de opinión… Pero todo esto depende del entorno familiar. Tus padres te han intentado dar todo lo que han podido, te han guiado en la vida para que cumplieras con lo que ellos estaban programados. Seguramente más de una vez te han dicho que estudies mucho para conseguir buenas notas, una buena carrera, un buen trabajo y que no te olvidaras de ahorrar para que cuando te jubilaras pudieras vivir tranquilamente.

En su cabeza no se encuentra la opción de dejar de trabajar y disfrutar del tiempo libre. Cómo vas a vivir si no trabajas para tener dinero con el que subsistir. Ese es el principal problema. Hace tiempo que no les comento a mis padres las inversiones que realizo en bolsa. Mi padre se ponía de los nervios cuando le decía que había comprado acciones de la empresa X y después, daba igual el tiempo que hubiera pasado, se abrían todos los telediarios con titulares alarmistas «Desplome de la bolsa», «Día negro para el IBEX35»…

La inmensa mayoría de la gente los únicos productos financieros que conocen son: la cuenta corriente, el depósito a plazo fijo y la hipoteca. Si este es tu caso has dado el paso en la buena dirección. En este libro te explicaré formas de invertir y de obtener ingresos por vías que la mayoría o no conocen, o les tienen tanto miedo que ni se plantean entenderlas mejor.

Tú estás muy por encima de la media. Cuánta gente conoces que haya leído un libro de libertad financiera, o de inversión en bolsa, o de cualquier temática para aumentar su educación financiera. El otro día, mientras escribía este libro, me preguntó una amiga sobre qué estaba escribiendo; le dije que sobre la libertad financiera y su respuesta fue la que me esperaba, «qué apasionante, no tienes otros temas». La gente tiene inculcado que las finanzas son aburridas, que son un muermo, que son para gente trajeada que ha estudiado ADE o cualquiera de esas carreras «raras», que tienen un máster en una universidad de renombre y que trabajan en bancos. Este es uno de los principales problemas que tiene el país. La gente necesita incrementar sus conocimientos financieros. Este libro quiero que te sirva de guía, que te haga abrir la mente a todas las posibilidades que existen ahí fuera para que tu vida cambie. Y no te hablo de un cambio mínimo, te hablo de ganarte una vida nueva. Olvídate de la lotería, la verdadera lotería te la puedes ganar sin necesidad de sorteos ni nada por el estilo, trabajando desde ya para conseguirla. El trabajo al que me refiero no es el mismo que el de tus padres, tienes que trabajar en ti, invertir tus esfuerzos en el mayor activo que posees, tú mismo.

Tú puedes conseguir el objetivo que te ha llevado a leer este libro, quieres mejorar tu calidad de vida, quieres asegurarte el futuro, no depender de un trabajo, tener una verdadera seguridad financiera, olvidarte de llegar a fin de mes, de la hipoteca (si la tienes), del jefe, de los traslados al puesto de trabajo, de las vacaciones como todos los años… Quieres estar de vacaciones todo el año, trabajar en lo que te gusta o incluso no trabajar, dedicarte a otras cosas, leer, escribir, retirarte a una casita al lado de la playa, o a un pueblecito tranquilo. Puedes cumplir tu sueño.

Ya te avisé que no te iba a vender una historia de color de rosa. Hay sueños y sueños. Si aspiras a ganar un millón de euros al mes, tener un yate, diez coches de lujo, una casa como las que salen en las películas americanas, comprarte una isla y todo lo que nos han vendido en la televisión sobre los ricos, ya te puedo decir que lo vas a tener muy complicado.

Nada es imposible, pero en este libro te voy a dar las directrices para que cumplas un sueño «base», y te puedo decir que tienes muchas probabilidades de conseguirlo. Cuando hablo de «base» incluyo dejar de trabajar completamente manteniendo un buen nivel de vida, un poco por encima de tu situación actual (si estás trabajando). A partir de aquí el resto son extras, como en los coches. Si quieres mejorar tu sueño deberás, o bien alargar el proceso (tardarás un poco más en obtenerlo), o bien utilizar una serie de aceleradores que te enseñaré en el próximo libro. Mientras no te vayas al extremo que he mencionado antes también será posible.

Lo mejor de empezar este camino es que eres tú quien eliges la vida que vas a tener. No vas a sufrir un jefe que te diga cuándo tienes que entrar a trabajar, ni cuándo tienes que tomarte las vacaciones ni nada por el estilo. ¡Tú vas a ser el dueño de tu tiempo! En ese tiempo puedes hacer muchas cosas que te gusten, que te realicen y te enriquezcan en todos los sentidos.

En mi vida he leído muchos libros sobre la independencia financiera, sobre la gestión de la economía doméstica, libros que te prometen hacerte rico cambiando tu mentalidad, pero que al final no te dicen cómo. Se pierden en palabrería, en motivación personal, pero no llegan a decirte lo que tienes que hacer concretamente. Suele ser todo bastante abstracto. El objetivo de este libro es animarte a cambiar tu vida, a tener una meta motivante y realista. Pero no solo van a ser palabras de ánimo, te voy a explicar exactamente lo que tienes que hacer para conseguir esa meta. Te voy a dar los pasos a seguir, con cifras y con ejemplos claros. Es más, te voy a facilitar el acceso a distintas hojas de cálculo para que puedas hacer tus simulaciones y gestionar tus finanzas en el camino hacia TU LIBERTAD FINACIERA. Verás que es muy sencillo, siguiendo unas pautas, poder incrementar considerablemente tus ingresos pasivos, sin hacer nada que se pueda considerar extraordinario ni apostando tu dinero en productos que poca gente llega a entender.

Quiero que cuando acabes este libro estés motivado, sí, pero también quiero que tengas un plan, unas tareas concretas a realizar y las herramientas que necesitas para llevarlas a cabo y conseguir tu objetivo. Todas los instrumentos te los facilitaré, para que no pierdas el tiempo en tener que crearlos. Esas herramientas son las que estoy usando yo y han sido mejoradas a lo largo del camino que he seguido y te ayudarán en el tuyo. Tu camino empieza aquí. ¡Ánimo!

 

¡Espero que os haya gustado!


Acerca de Miguel Donoso Arévalo

Ingeniero en Informática. Profesor. Escritor. Cofundador de Tu Instituto Online y Tu Hijo en Internet. Experto en Internet y protección de los menores en la red. Autor del libro "Obtén tu libertad financiera. Guía paso a paso para ahorrar, invertir y dejar de trabajar" y coautor de "Al diablo con la crisis"

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.